Alimentos prohibidos para perros y gatos

Pese a que hoy en día existen numerosas alternativas con las que alimentar a nuestros peludos, como la dieta BARF, piensos orgánicos, o comida húmeda; la mayoría de propietarios alguna vez hemos caído en la tentación de darle un poco de nuestra comida.

Pero ¿sabes cuáles son los alimentos prohibidos para ellos?

  • El chocolate: el cacao, contiene Teobromina, una sustancia estimulante para el sistema ciculatorio y nervioso. Los chocolates negros, con alto contenido en cacao, son los más peligrosos. Para evitar indigestiones y problemas de salud severos siempre debemos evitar darles alimentos que contengan chocolate.
  • Alcohol: algo que parece más que evidente, pero ¡cuidado! En un descuido no sabemos si nuestro curioso amigo va a beber de algún vaso que contenga alcohol.
  • Ajo: puede repercutir en los eritrocitos sanguíneos y provocar anemia.
  • Frutos secos (uvas, pasas y nueces):  parecen inofensivas, pero afectan gravemente al riñón y pueden comprometer seriamente la salud de nuestra mascota.
  • Cafeína y teína: al ser estimulantes pueden provocar vómitos diarreas y arritmias.
  • Huesos: pese a que les encanten, no debemos dar huesos a nuestras mascotas. Corren el riesgo de que se astillen durante el tracto digestivo, y provocar desgarros y obstrucciones, que si no se tratan de urgencia, pueden ocasionar la muerte.
  • Alimentos con mucha grasa: como el aguacate, el paté o el cordero. Estos alimentos además de provocar obesidad, pueden generar pancreatitis.
  • Leche: nuestros amigos son intolerantes a la lactosa, por lo que la leche les produce diarrea. En el caso de que a tu gatito le guste mucho la leche, puedes optar por comprar leche especial para gatos, que ya viene formulada para que la puedan digerir correctamente.
  • Verduras crudas:  muchas de ellas contienen solanina, una sustancia que puede afectar al hígado, ya que actúa como pesticida natural.

Siguiendo estas recomendaciones y preguntando a tu veterinario, podrás darle algún caprichito de vez en cuando, como jamón de york o atún al natural. Pero siempre con moderación, recuerda que la obesidad puede acarrear problemas como la diabetes o problemas cardíacos.