Los 5 cuidados más importantes de los gatos en otoño

Hace apenas unos días que cambiamos de estación y toca prestar atención a las necesidades de tu gato en esta época del año.

Se acerca una importante bajada de temperatura, lo que puede traer resfriados, un aumento de la ingesta calórica, falta de actividad física, muda de pelo, entre otros temas a tener en cuenta.

Hoy queremos recordarte qué cuidados especiales merecen nuestros queridos gatos en otoño. ¡Sigue leyendo!

 

Cuidar su alimentación y ejercicio físico

Es muy común que, tras el verano, tu gato esté algo apático. No te preocupes, esta época del año es la ideal para jugar con él y sus juguetes. Coloca sus rascadores cerca para que mantenga su mente y cuerpo activos.

El frío puede hacer que nuestros animales de compañía coman más para conservar su temperatura corporal. En tu próxima visita al veterinario consulta qué debes hacer para que tu gatito mantenga una dieta sana y equilibrada.

 

La muda de pelo y el cepillado

Al igual que nos sucede a los humanos, durante el otoño, la caída del pelo de los gatos aumenta. Esto se debe a que su cuerpo se está preparando para aceptar la bajada de temperatura que llega, cubriendo su cuerpo de un pelo nuevo, más fuerte y denso.

Por ese motivo, durante todo el otoño lo más recomendable es que cepilles el pelaje de tu felino diariamente. Conseguirás eliminar el pelo muerto, facilitando que la muda sea más fácil y evitando que tu mascota se trague más bolas de pelo de lo normal.

 

Presta atención a los signos de artrosis si tu gato es mayor

Las condiciones climáticas del otoño pueden agudizar los dolores de artrosis y artritis. Si notas que tu gato está decaído, ha bajado de peso o que se mueve con dificultad, llévalo al veterinario para confirmar su diagnóstico. Aprovecha para revisar este tipo de patologías y controlar variables como el peso, el ejercicio y el suministro de alimentos especiales.

Procura mantenerlo en un ambiente cálido, con poca humedad y evita los cambios bruscos de temperatura.

Gato Atigrado Blanco Y Negro Durmiendo Sobre Tela Roja

Dedícale tiempo y cariño (más de lo normal)

Los días son más cortos, con menos luz y con menos opciones para salir de casa debido al frío y la lluvia.

Si tu gato está triste notarás que come menos, está somnoliento y también puede que ya no esté tan juguetón como antes. Pasa tiempo con él, dale mimos y entrena sus habilidades. Si ves que no mejora, debes llevarle al veterinario para descartar cualquier problema de salud.

 

No te olvides de la desparasitación

Las pulgas y garrapatas, tan comunes del verano, son una amenaza para cualquier mascota. Aunque en otoño las temperaturas bajan considerablemente, en algunas zonas del país pueden ser bastante suaves entre los meses de septiembre y noviembre. Por ello debes seguir protegiendo su salud con una adecuada desparasitación.

Esperamos que te hayan resultado útiles estos 5 consejos. No dudes en visitar nuestras clínicas para cuidar la salud de tu felino y disfrutéis con tranquilidad de esta bonita época del año.