¿Debemos cortar el pelo a nuestro perro en verano?

A pesar de la creencia de que rapar el pelo en verano  les evitará el calor a nuestras mascotas, tenemos que ser conscientes de que, dependiendo de cada tipo de pelo que tenga nuestra mascota, requerirá unos cuidados u otros.

Pelo corto.

Los perros de pelo corto tipo Boxer, Dálmata o Dobermann, necesitan además del baño mensual, una cepillado con manopla de goma, que ayude a retirar el pelo muerto. Esto, junto con la ayuda de un champú especial para este manto, ayudará a que lo luzcan con vitalidad y brillo.

Pelo largo.

Perros del tipo Yorkshire, Shih-Tzu o Bichón maltés, necesitan de un cepillado casi diario para evitar los molestos nudos, que a la larga, pueden provocar problemas de piel como dermatitis. Antes de bañar a este tipo de perros, necesitamos desenredar su manto con un cepillo metálico y, en la bañera, enjabonar en una sola dirección, ya que si enjabonamos en círculos, podemos anudar el pelo. Un vez lavados, quitaremos la humedad con la toalla, y nuevamente de manera unilateral. Estos perros, pueden realizarse retoques en la peluquería canina para poder llevar el pelo bien arreglado y cómodo.

Pelo de doble capa.

Tales como el Husky, Labrador o Pastor Alemán. Estos perros cuentan con una doble capa de pelo: el subpelo, y el pelo de cobertura. El subpelo cumple una función aislante térmicamente y de protección. Mientras que el pelo de cobertura, es un pelo más fuerte que cuenta con eyectores, que permiten que se erice en situaciones de alerta, y le dé el color característico del animal. En estas razas en conveniente realizar un deslanado (retirar subpelo) con unos rastrillos dedicados a tal fin, pero nunca debemos rapar ya que solo conseguiríamos quemaduras solares, más pérdida de pelo y en algunos casos incluso melanomas.

Pelo duro.

En razas como el Teckel, o el West Highland White Terrier, lo ideal sería realizar una técnica llamada stripping, que consiste en arrancar el pelo muerto manualmente. Está técnica imita el arrancado natural que surgiría en estas razas en la naturaleza. Permite conseguir colores más vivos en el manto y un pelo más fuerte y sano.

Razas sin pelo.

Como el Crestado Chino o el Perro sin pelo Mexicano, en las que debemos proteger con crema solar para perros en meses de verano ya que pueden sufrir quemaduras.

Ante la duda, lo mejor es consultar con un estilista canino, que nos aconseje acerca del mantenimiento de nuestro peludo.